miércoles, 15 de abril de 2015

Coplas reales

Sanito sobrio o con copas
Yo les escribo estas coplas
Para que cuando me muera
Nadie diga que no era
Recuerdo que en una noche
Que no tenía un idilio
Y que andaba a troche y moche
Hice parar aquel coche
Justito donde el Emilio.
……………………………..
Ya estaba lista la mesa
Pero aún casi desierta
Solo aquel bohemio puro
Mi querido don Arturo
Mira, remira y sopesa
cómo la noche despierta.
Felices como unas pascuas
Llegaron Susan y Toño
Siempre él andando en ascuas
Ella exhibiendo un gran moño
Fuese avanzando la sombra
Y aquella endecha que nombra
La memoria de la ausente
Cantaba como una alondra
Para que digas presente.
……………………………..
Con una calma de siglos
Perdonando tiempo y vida
Aparece don Juan Riglos
¡Acábense los remilgos!
Cuatro copas don Emilio
Tres para mi suegro Hermilio
La cuarta es tuya ¡sabida!
……………………………..
Ella estaba de temprano
Con su esperanza tardía
Blondo el traje blondo el pelo
con todo su amor en vano
caricia de terciopelo
ternura de Avemaría
……………………………..
No ha nacido un perro pardo
Que pueda con este bardo
Ya me dijo don Medardo
Solo eres un pobre fardo
Y ahora que estoy que ardo
Pa no matarte de un dardo
Ya me voy y no me tardo.
……………………………..
¡Bruselas!
Gritó Veguita
Que había gastado guita
Tan solo por darse el gusto
De dos deleites perversos:
Mis versos
¡y muchas chelas!

16/02/2009

1 comentario:

  1. Geniales coplas en octosílabos. Le desconocía esa faceta de humor poético a César. ¡Bienvenidas sus coplas! ¡Y bien por publicarlas, Vladimir!

    ResponderEliminar